Imágenes satelitales I: radiografías del agro

Desde hace varios años se vienen investigando aplicaciones de las imágenes satelitales al agro, y está demostrado que pueden aportar mucho valor, ya sea para obtener datos del pasado productivo o para monitorear la campaña en curso y tomar decisiones ajustadas a las condiciones de cada contexto. 

Las imágenes satelitales son la representación visual de la información capturada por sensores montados en satélites artificiales. Estos sensores recogen datos reflejados por la superficie de la tierra que luego es procesada, aportando valiosa información sobre las características de la zona representada. 

Un dato importante a tener en cuenta es la periodicidad con la que se toman fotos del espacio de interés y la resolución que poseen las imágenes. Naturalmente, ambos aspectos impactan en el costo de cada imagen y en el tipo de aplicación que puede hacerse de la misma. Las imágenes son una grilla de cuadraditos, llamados pixeles. La resolución está dada por el tamaño en metros de cada uno de esos pixeles, lo cual le aporta más o menos “definición” a la foto.  

De las opciones disponibles en el mercado, las imágenes más utilizadas en agricultura son las siguientes (se identifican por el nombre del satélite o los sensores que las toman):

  • Modis: tienen 250 metros de resolución y una actualización diaria de datos. Si bien por su baja resolución no pueden ser aplicadas al análisis de establecimientos puntuales, estas imágenes son muy útiles para estudios regionales, ya sea climáticos (riesgo hídrico) o productivo (permiten, por ejemplo, realizar inventarios de cultivos por zona geográfica).
 
  • Landsat: tienen 30 metros de resolución y son las más utilizadas para el trabajo con recursos naturales, ya que permiten reconocer cultivos, riesgos hídricos, formas del relieve, etc, incluso a nivel de lotes. En noviembre de 2011 el servicio de imágenes Landsat fue discontinuado por la NASA,  pero se prevé su relanzamiento para febrero de 2013, con mejoras de resolución.
 
  • Deimos: con 22 metros de resolución, aportan una ventajosa relación calidad / precio. Permiten obtener información de grandes zonas y pueden entregarse en menos de 2 horas después su adquisición. Se utilizan mucho para medir impacto de inundaciones y calcular daños.
 
  • Rapideye: tienen 5 metros de resolución, lo cual las hace útiles para el monitoreo de la actividad agrícola a alta frecuencia temporal y a escalas de cultivos individuales, regional y global. La información obtenida puede asistir a agricultores en actividades de agricultura de precisión, a aseguradoras en evaluación de daño y manejo de riesgo, o a gobiernos en temas de seguridad alimenticia y supervisión ambiental.
 
  • Pleiades: con una resolución pancromática de 50 cm, aporta las imágenes más precisas del mercado. Se utiliza para gestión de la tierra y las cosechas, localización de enfermedades de los cultivos, recuento de árboles (palmeras, viñedos, etc.)
 

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.